La depilación eléctrica es el único método de depilación definitiva pero no todos los métodos de depilación eléctrica son iguales ni tienen el mismo efecto. Te explicamos cual es la técnica que realmente funciona. Teniendo en cuenta que todos somos diferentes y las características de nuestra piel y nuestro pelo varían mucho de unos a otros.

La Electrodepilación es el nombre de la única depilación eléctrica que funciona actualmente. Esta técnica utiliza corrientes que pasan a través de una pequeña aguja que se inserta por el folículo piloso, y es el único método de depilación permanente. Por el contrario, el láser sólo reduce el pelo permanentemente.

Debido a que los láseres funcionan mediante la destrucción de pigmento, son ideales para eliminar el pelo oscuro en piel blanca, pero no funcionan en otros casos, como por ejemplo la eliminación de pelo fino o blanco.

La Electrodepilación funciona con este tipo de pelo, ya que su mecanismo de acción funciona por electrotermocoagulación y reacción química en el folículo, no tiene nada que ver con el pigmento, es decir, podemos eliminar cualquier tipo de pelo con indiferencia de su color o grosor, en una piel blanca u oscura. Sin embargo es más lento que el láser ya que la depilación se hace pelo a pelo.

Más ventajas de la depilación eléctrica

Otra ventaja de la Electrodepilación es que con este método podemos tratar zonas que no se pueden tratar con el láser, como por ejemplo las cejas.

En conclusión, no es un tratamiento mejor que el otro, cada uno tiene sus ventajas en situaciones diferentes de exceso de vello. Por ejemplo, si un paciente está preocupado por el vello  blanco, el láser no le va a funcionar en absoluto, tenemos que recurrir a la electrodepilación. Esta técnica también es la más aconsejada en casos de exceso de vello facial, ya que en ocasiones, el láser ha provocado el efecto contrario, en lugar de eliminar el pelo, ha provocado que crezca aún más cantidad.