Esta es una de las preguntas clave en la consulta de un especialista de la electrodepilación y no hay una respuesta global. La aparición de vello facial puede estar motivada por distintos factores (genéticos, patológicos, hormonales, hábitos de vida, emocionales…). Por ello es muy importante la realización de un buen diagnóstico por parte del electrólogo.

Identificar correctamente el tipo de vello y las causas de su aparición, pueden ayudar al especialista a diseñar un plan específico y totalmente efectivo para cada cliente.

El origen del vello facial

El vello facial es, probablemente, el pelo que presenta más dificultades a la hora de ser eliminado permanentemente. Esto se debe a que su proliferación suele tener un componente hormonal. Aunque a veces puede haber más de un factor responsable del origen del vello facial. A continuación os explicamos los condicionantes más comunes en la aparición de pelo en el rostro:

– Factor genético o hereditario: Esta característica la hemos podido heredar de nuestros padres o abuelos. Es decir, nuestros genes pueden hacernos más o menos susceptibles a padecer este problema.

Factor hormonal: Una descompensación hormonal puede producir un exceso de vello en distintas zonas como la línea alba, el mentón, el labio superior, las areolas o la parte interna de los muslos. En estos casos puede haber una alta producción de andrógenos.

–  Causas patológicas: Existen distintas patologías que son responsables directas de la aparición de vello facial en la zona. Los ejemplos más comunes son: Hirsutismo, SOP (síndrome de ovario poliquístico), acné, desajustes menstruales, sobrepeso, diabetes

Uso de fármacos: El consumo de ciertos fármacos puede llevar a la aparición de vello indeseado. Algunos de los fármacos responsables del vello facial podrían ser: glucocorticoides, ciclosporina, minoxidil o DHEA, entre otros muchos.

Factores emocionales: Se ha descubierto que cuando las mujeres están sometidas a altos niveles de estrés son más proclives a producir vello facial. Esto podría deberse a factores biológicos. Así mismo, un desequilibrio emocional puede conducir a un desequilibrio hormonal o al uso de fármacos causantes del vello facial.

– Hábitos de vida: Algunos hábitos de vida como fumar, pueden causar vello facial en las mujeres.  Las mujeres fumadoras son más proclives a producir vello facial, manchas en la piel y acné.

– Cuidado y costumbres: Algunas costumbres como depilar la zona con pinzas, rasurar o usar cera también pueden contribuir a la proliferación y endurecimiento del pelo.

– Rebrote o “efecto rebote”: A pesar de sus grandes beneficios, el tratamiento de depilación láser no está indicado para la zona facial. La aplicación del láser o IPL en la zona facial puede multiplicar la cantidad de pelo en la zona y agravar el problema.

No olvides que, si quieres librarte del vello facial, en la Clínica Carolina de la Rosa te ofrecemos la primera consulta con una de nuestras especialistas de forma totalmente gratuita. En la consulta nuestras profesionales te orientarán y te ofrecerán la solución más adecuada y eficaz para acabar con tu vello facial. ¡Nosotras te asesoramos y tú decides!

Solicita tu consulta gratuita